salvia palth regresa con nuevo álbum sorpresa

salvia palth, el pseudónimo del artista neozelandés Daniel Johann Lines, sorprende hoy con el lanzamiento de su nuevo álbum, last chance to see a través de Danger Collective Records. El primer álbum en 10 años que lanza como salvia palthlast chance to see es la muy esperada continuación de su querido y ampliamente influyente debut autoeditado en 2013, melancholelast chance to see es el lanzamiento más completo y ambicioso de Lines hasta la fecha: no es solo una reinvención artística completa, sino una que cierra con gracia un período formativo en la vida de Lines.

A medida que las canciones de melanchole encontraron vida en internet y se convirtieron en favoritas de culto que llegaron a millones de personas a través de plataformas como Tumblr y Tiktok, Lines decidió mantenerse fuera de los reflectores y duplicar su apuesta por la música. Asistió a la Escuela de Música de Nueva Zelanda en Wellington mientras publicaba música silenciosamente bajo diferentes alias, entre ellos el proyecto electrónico Adore1996, y su propio nombre, Daniel Johann. Su decisión de regresar al nombre salvia palth es intencional y una parte integral del álbum. “Estas canciones se relacionan temáticamente con lo que las personas que todavía están escuchando el primer álbum necesitan escuchar: es para jóvenes que luchan por establecer relaciones significativas”, dice. “En melanchole no hay un cierre real ni un camino hacia adelante. Se queda atrapado en la atrofiada filosofía adolescente de vago nihilismo que estoy tratando de reemplazar con una filosofía más constructiva”.

last chance to see no solo ofrece a Lines la oportunidad de comenzar de nuevo, sino también de mostrar su evolución como compositor desde 2012 y su crecimiento emocional como persona. “Tenía 15 años cuando grabé melanchole y no habría podido lograr que sonara bien”, dice Lines. “La realidad del sonido de ese álbum es que no sabía lo que estaba escuchando ni cómo arreglarlo”. Su educación y su meticuloso perfeccionismo conforman last chance to see: las grabaciones están impecablemente elaboradas, densamente estratificadas y saltan ambiciosamente entre géneros. Hay un nivel palpable de intención y cuidado en los arreglos a medida que las canciones pasan de folk rock psicodélico a electro-pop, con un poco de breakbeat ocasional, ritmos de bossa nova y momentos de locura creados con samples. Las canciones también sirven como una guía para cualquiera que tenga curiosidad sobre la música DIY y la autograbación: fuera de las pistas de batería interpretadas por Samuel Austin, todo el LP fue interpretado, mezclado y grabado por Lines.

Lines vive en Wellington, donde graba en su estudio casero, pero creció en una zona rural de Nueva Zelanda. “Básicamente crecí en un cobertizo”, dice. “Mi papá era enfermero y perdió su trabajo en 2008. Yo ni siquiera tenía dinero. Soy epiléptico. Soy bastante inútil en la mayoría de los trabajos. Básicamente no había ningún camino a seguir para mí más que la música”. Comenzó a trabajar en last chance to see hace siete años, constantemente modificando, editando y agregando texturas a las canciones, poco a poco. Cuando su padre, cuyo amor por Björk y Captain Beefheart despertó el interés de Daniel por la música, murió en 2020, la pérdida fue desgarradora. “No hice nada durante un año después de su muerte, pero se convirtió en el centro emocional de todo el álbum”, dice Lines. “Estas son canciones de amor platónicas descontextualizadas”.

En comparación con melancholelast chance to see muestra las habilidades de producción mejoradas de Lines mientras canaliza la misma catarsis desesperada hacia algo más fundamentado y exploratorio. “Este es un disco sobre cómo se comporta la gente, las dificultades de las relaciones adultas y cómo la gente hace cosas que van en contra de su código de ética», dice Lines. “Ese es un mensaje particularmente relevante para las personas que gravitaban hacia melanchole porque no había un pronóstico real al respecto. Quiero que la gente experimente un tipo diferente de música y mostrarles algo que no esperaban”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *